O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

El último Elvis

Entre el patetismo y el triunfo, Carlos Gutiérrez es un doble del Rey del Rock que actúa en Buenos Aires. Separado de su mujer y su hija y desfilando entre otros imitadores, El último Elvis niega la realidad que le rodea viviendo excéntricamente como si fuera la reencarnación de su ídolo. Su obsesión es su prisión y, al mismo tiempo, su salvación. Entre escalofriante y conmovedor este cuento social, este viaje demencial, dirigido por Armando Bo II sobre las consecuencias de la mitomanía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s