O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

Easy Rider 1969, Dennis Hopper

«El problema de la cocaína en los Estados Unidos en realidad lo provoqué yo», dice.

«No había cocaína en la calle antes de Easy Rider (En busca de mi destino, 1969). Después empezó a circular por todas partes.»

A Hopper le encantaba disertar sobre el significado de Easy Rider y se enrollaba con cualquiera que estuviese dispuesto a escucharlo, es decir, casi todo el mundo. «Mientras filmábamos la película, podíamos sentir que el país entero estaba en llamas. Los negros, los hippies, los estudiantes», dijo una vez. «Yo quise introducir esa sensación en los símbolos de la película, como la gran moto cromada del Capitán América esa hermosa máquina, cubierta de barras y estrellas y con todo el dinero en el tanque de gasolina, es América, la sensación de que en cualquier momento podíamos volar en pedazos. ¡Bum! Una explosión. Como al final de la película. La película comienza con algo muy típico de este país, Peter y yo cometemos un delito, vamos en busca de dinero fácil. Ése es uno de los grandes problemas que tiene el país en este momento: todo el mundo quiere dinero fácil. No sólo delitos obvios y sencillos; las grandes corporaciones cometen delitos corporativos.»

Moteros tranquilos, Toros salvajes. Peter Biskind




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s