O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

Arcade Fire

Porque en noches de viernes, por encima del ensordecedor ritmo machacón de la mediocridad, hay espacios donde uno puede evadirse, por ejemplo, en la claustrofóbica intimidad de la música y la sensualidad de un ascensor en marcha.

La banda canadiense Arcade Fire demuestra una vez más que se puede alcanzar el éxito sin abandonar su inquietud artística y originalidad creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s