O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

Margaret

Finalizada en 2006, Margaret es otro ejemplo de la falta de integridad de las grandes productoras y de las tribulaciones por las que puede pasar un director ambicioso hasta ver su obra estrenada (finales del 2011, con un montaje diferente al original).

Pese a todo, la película maldita de Kenneth Lonergan exhala autenticidad y belleza. Partiendo de un poema de Gerard Manley Hopkins, nos habla de las contradicciones y los problemas de una adolescente neoyorquina (una fenomenal Anna Paquin), de su lucha contra una injusticia que, en realidad, no es más que una lucha contra su propio sentimiento de culpabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s