O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

Nuestro GG en la Habana

un libro es tan epidérmico como un abceso

“Sonrió al recordar la cara de asco del periodista cuando le dijo: “Escribo por necesidad. Un libro es como un forúnculo que se debe apretar cuando está maduro. Un libro es tan epidérmico como un abceso.” Evidentemente, el periodista era un tipo pulcro y correcto, como son siempre los críticos de arte y literatura. Demasiado limpios, ordenados, aburridos. Les aterra el desorden, la suciedad y lo imprevisto. Les asusta lo que se les puede escapar. Lo incomprensible. Lo que no pueden etiquetar y archivar. (…) Sólo los espíritus locos, los atrevidos, los provocadores, corren el riesgo de edificar novelas perdurables, conmovedoras, que trastornan y estremecen a sus visitantes. La locura es decisiva.”

Pedro Juan Gutiérrez,  Nuestro GG en la Habana, 2004

Una respuesta

  1. para acertar hay que ir por el lado oscuro,el de la madrugada que los demas no ven,eso que pasa inadvertido con los ritmos del dia,no me fio de nadie que no beba,que le de igual que le cierren un bar,queno se haya bloqueado,apetece el libro y preciosa portada ,me gusta como huele el habano.

    30 de octubre de 2012 en 18:18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s