O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

“Es mucho mejor estar mal acompañado que solo. Y quien diga lo contrario es que nunca ha estado solo”.
La estupenda Familia de Fernando León de Aranoa fue una de esas películas que el recientemente fallecido Juan Luis Galiardo recordaba con gran emoción. Galiardo, además de ser un buen actor, supo dar ejemplo de una vida aprovechada al máximo, repleta de excesos, virtudes, faldas y vinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s