O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

El primer acercamiento de David Lynch a las oscuras profundidades de la psique humana. El comienzo es de lo más simbólico. En este film Dennis Hopper se gana un merecido hueco en la lista de los personajes más perturbadores del cine.

Blue Velvet 1986, David Lynch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s