O el arte de la ira. Un refugio para la obsesión y el cine

Más reciente

Caida libre

Caida libre {cortometraje}

“Caida libre es un vuelo sin motor, un aterrizaje forzoso desde las cumbres del éxtasis hasta las simas del olvido, la costumbre y el desamor. Caida libre es un corto rodado por un grupo de guerrilleros del cine dispuestos a hacerse oir aunque en el camino queden los cadáveres de los sueños, las esperanzas, los triunfos pero se mantengan los de la dignidad, el buen trabajo, la resistencia.”

—Miguel Ángel Martín Maestro

Leer el resto de esta página »

El último Elvis

Entre el patetismo y el triunfo, Carlos Gutiérrez es un doble del Rey del Rock que actúa en Buenos Aires. Separado de su mujer y su hija y desfilando entre otros imitadores, El último Elvis niega la realidad que le rodea viviendo excéntricamente como si fuera la reencarnación de su ídolo. Su obsesión es su prisión y, al mismo tiempo, su salvación. Entre escalofriante y conmovedor este cuento social, este viaje demencial, dirigido por Armando Bo II sobre las consecuencias de la mitomanía.

Tabú

Una historia de amor prohibido relatada como un bello homenaje al cine. Tabú, una de las mayores sorpresas del recién fallecido 2013. Una obra de Miguel Gomes, antiguo crítico de cine, que parte del cine clásico para reinterpretarlo y transformarlo en un trabajo onírico y misterioso. Un regreso al primitivismo a través de un ensayo intelectual tan inocente como disfrutable.

 

❄The Peregrine J. A. Baker

barro pulpo que se agarra, aferra y aplasta y chupa; barro resbaladizo, suave y traicionero como el aceite /octopus mud that clutched and clung and squelched and sucked; slippery mud, smooth and treacherous as oil

Leer el resto de esta página »

Portero de noche

Un recepcionista nocturno de un hotel y una mujer judía, esposa de un director de orquesta, se cruzan en el hall del establecimiento. Tras ese instante casual y aparentemente intrascendente, ambos quedan trastornados. Pronto afloran los recuerdos: cuando él era una autoridad nazi y ella una víctima de sus vejaciones en el campamento.

Portero de noche (Liliana Cavani, 1973) es una fascinante pesadilla de sentimientos encontrados, reclusiones imposibles y un descenso a los infiernos.

«Cuando todo parecía perdido, sucede algo inesperado; un fantasma de la memoria toma forma. ¿Cómo librarse de él? Su voz y su cuerpo forman parte de mí mismo»

Helsinki: canciones de la melancolía y la rabia

OLE VAROVAINEN, VIROLAINEN TEN CUIDADO, ESTONIA

Por Miguel Cristóbal Olmedo

Maxime Taccardi

Su último novio, un trotamundos cabroncete, le había azotado con la hebilla de un cinturón por venirle la regla el mismo fin de semana que la visitaba. En otra ocasión, tras una pelea por celos, la mantuvo encerrada en el interior de un armario, mientras los vecinos dudaban en llamar a la policía porque las paredes vibraban y se oía como una lluvia de bofetadas. Pero esas anécdotas sólo eran la punta del iceberg de una vida acosada de peligros físicos e invisibles, y es posible que Krista ni siquiera fuese capaz de recordarlas. Ella, ahora, se sentía bendecida porque había encontrado a Dios en una congregación pentecostal y estaba recién casada (en secreto, ni su familia de Haapajärvi lo sabía) con un hombre apasionado, robusto, que la mantenía interesada por todas las diferencias culturales que los separaban. Hacía la cama nada más levantarse para sentir que el mundo estaba en orden, que había cosas desarregladas que se podían arreglar. Sobre la colcha, un test de embarazo que daba positivo y una Biblia. El cenit de su felicidad estaba en esa cama.

Leer el resto de esta página »

Killer Joe

Desde las genuinas The French Connection (1971) y El exorcista (1973), el director William Friedkin no había realizado ninguna película tan destacable; hasta ahora. Killer Joe es una obra oscura, cruda y excéntrica, de corte teatral y grandes interpretaciones. Matthew McConaughey realiza uno de los mejores papeles de su carrera al dar vida a Joe, un asesino tan retorcido como profesional, que se encuentra en medio de este drama familiar donde lo único que importa es salvar el pellejo. Los últimos 20 minutos son absolutamente desconcertantes.

El olvido y Gabriel García Márquez

estudiando las infinitas posibilidades del olvido, se dio cuenta de que podía llegar un día en que se reconocieran las cosas por sus inscripciones, pero no se recordara su utilidad

Leer el resto de esta página »

Weekend

Rollos de una noche que se convierten en algo más. Fines de semana de evasión que transcienden a una catarsis emocional. Weekend refleja con realismo la complejidad de las relaciones humanas, las dificultades de abrirse emocionalmente ante el otro. El conflicto de la película de Andrew Haigh recuerda a Antes del amanecer, pero con la crudeza cotidiana de la actualidad. Las cosas no son igual de sencillas cuando, mientras acaricias a la persona deseada, alguien te grita “maricón”.

 

Marina Abramovic

La artista serbia Marina Abramovic es de las autoras contemporáneas más radicales, experimentales y anarquistas de las últimas décadas. El documental Marina Abramovic: the artist is present va mucho más allá de una revisión de sus excéntricas obras, sino que, a través de la performance del mismo nombre que realizó en el MoMa en 2010, nos habla de una vida entregada al sacrificio personal en busca de la experimentación artística. Matthew Akers y Jeff Dupre nos introducen en una lucha demente por romper los límites de la relación entre el artista y el público con unos resultados absolutamente emotivos.


Shutter Island

Huyendo del terror, perdido en su propio laberinto de espejos. Ante una vida de dolor, la locura es la única salida. Y en el mundo de Teddy Daniels recordar no es una opción. Cualquier cosa es mejor que recuperar la identidad perdida.

Max Richter atina con cada una de las notas de este “On the nature of daylight”, una maravillosa banda sonora para esa tragedia disfrazada de thriller paranoico que es Shutter Island, esa pequeña y perturbadora joya del cine moderno firmada por el incansable Scorsese.

“¿Qué sería peor? ¿Vivir como un monstruo o morir como un buen hombre?”

♞Helter Skelter: La noche de los cuchillos de caza IV

HELTER SKELTER: LA NOCHE DE LOS CUCHILLOS DE CAZA

Cuarta parte

Manson apenas tocaba las drogas. La muerte era su auténtico colocón, contaría Paul Watkins posteriormente. Se mantenía sobrio y vigilante, con la cabeza clara, metamorfoseándose en profeta u otra oscura divinidad de tiempos remotos.

Por Miguel Cristóbal Olmedo

Leer el resto de esta página »